• MI DIARIO VIVIR

    ANTES PUTA QUE SUMISA

    Sí, PUTA. ¿suena fuerte cierto? ¿Pero cual es tu significado de PUTA? ofende porque se relaciona con la prostitución, sin embargo mi experiencia y las veces que me han llamado PUTA hacen que el significado cambie.


    La real academia española presenta una idea muy vaga de este termino (sí, me tomé la molestia de buscar su significado) sin embargo, la RAE entre sus joyas tiene la edición digitalizada del primer diccionario monolingue del castellano, refiriendo que una puta es una mujer ramera, podrida, caliente y con mal olor, diccionario escrito en un contexto donde Europa se transforma del feudalismo al capitalismo, las guerras y hambrunas afectan el salario principalmente de las mujeres lo que aumenta la prostitución, la iglesia nos cataloga de locas y brujas y nos dividen entre las santas que se quedan sumisas en su hogar y las perdidas que pecan o buscan defender sus derechos, LAS PUTAS.

    Llega la división de las clases sociales donde la mujer del burgués se queda en casa y la obrera es humillada y obligada a ser objeto del burgués, la PUTA.

    La prostitución es condenada pero no eliminada porque al burgués le conviene, en resumen, el termino PUTA se usa para desprestigiar a la mujer, quitarle sus  derechos de ejercer sus deseos, decidir si tiene hijos o no o el LIBRE GOCE DE SU CUERPO.

    Cosa que no cambia mucho al encontrarnos en la actualidad como nos juzgan hasta por la ropa que usamos y justificando el porque podemos ser violadas.

    «Un Don juan es un tipo lindo, pero Doña Juana es la mujer que limpia; el hombre atrevido es valiente, pero las mujeres atrevidas somos maleducadas, unas putas; un tipo rápido es un tipo inteligente pero una mujer rápida es una puta»


    Nora buich


    Prefiero ser puta que sumisa porque las razones por las que me han llamado puta no me hacen menos que nadie, me hacen libre, hacen que me de mi lugar, que respete mi dignidad y sobre todo poner sobre cualquier situación el amor propio…

    Si reclamamos nuestros derechos… Putas
    Si gozamos de nuestra sexualidad como se nos da la gana… Putas
    Si tomamos en las calles… Putas
    Si vestimos sexys… Putas
    Si dejamos un hombre por otro… Putas
    Si nos hacemos respetar… Putas
    Si nos hartamos de amores simples… Putas
    Si dejamos un hogar donde no nos respetan… Putas
    Si nos damos otra oportunidad… Putas
    Si nos divertimos de más… Putas
    Si tenemos experiencia… Putas
    Si invitamos a un hombre a salir… Putas
    Etc.


    Por esta razón prefiero ser PUTA LIBRE que sumisa.

  • MI DIARIO VIVIR

    LIBÉRATE DE LA ETIQUETA «MAMÁ SOLTERA»

    Con el tiempo las cosas han cambiado, el rol de madre, el rol de padre, la carga laboral y económica en un hogar, el tiempo para los hijos, la forma de explorar de los niños, los métodos de aprendizaje etc. Sin embargo, existe algo tan fuerte que nada en el mundo lograra modificarlo y es el amor que las madres tenemos hacia nuestros hijos y la fortaleza que eso conlleva, diría que es el amor más puro y que sobrepasa cualquier barrera, es tan fuerte y tan incondicional que hace que a nosotras como mamás se nos olvide el amor propio (muchas veces), es algo difícil de vivir, de explicar, tener una vida donde cada decisión influye en el desarrollo de tu hijo,de tu estado de ánimo, tu tiempo, tu comportamiento, todo puede perjudicar o beneficiar a tu vida pequeñita que va corriendo por ahí. Lastimosamente mientras la vida se pone compleja para las madres para la sociedad  es muy fácil juzgar, ese bendito problema de la gente de hablar sin saber, de juzgar sin entender que cada uno carga su propio costal lleno de quien sabe qué, que cada uno de nosotros mientras criticamos a nuestras espaldas hacen lo mismo, pero no aprendemos y nos la pasamos por la vida juzgando sin comprender el daño que nos hacemos a nosotros mismos y peor aún, el daño que le hacemos a los demás, y  por esta razón, por el famoso “¿Que dirán?” muchas madres se someten a una vida que no quieren vivir.

    Cuando somos mamás debemos cargar con lo siguiente: “Cada cosa que hagamos va a estar mal para alguien, siempre”.

    Ser mamá no es fácil, es un trabajo que no termina y que nunca afloja, pero, ser mamá y ser soltera…

    Tal vez han tenido alguna conversación donde el personaje principal es una mujer que es mamá y es soltera, han notado que siempre resaltan “Y tiene un hijo” y “Es separada” o también habrán algunos hombres que conocen a una mujer con uno o más hijos y temen decirlo a los padres porque lo más probable es que no la aprueben, y que tal las reacciones de los padres cuando se enteran que “Abrimos las patas” y que el papá no dio la cara, y que me dicen de todas esa personas que no les da nada de vergüenza referir “Se le acabo la vida” o los que repiten “Quien la manda” “Pobrecita” “Es que esta sociedad como está” “Que le pasa a los colegios” y podría quedarme toda la vida escribiendo este tipo de opiniones ridículas.

    En esta vida el peor error del ser humano es juzgar, hablar sin saber, criticar cuando nadie absolutamente nadie en esa vida es perfecto, en vez de estar preocupándose porque su propia vida este bien prefieren juzgar la lucha de los demás. Recuerdo que mi madre me decía que anteriormente también existian los embarazos en mujeres jóvenes o solteras y con el padre del bebé perteneciendo a la misma familia y la diferencia es que antes a las embarazadas las escondían los nueve meses y luego maquillaban todo con cualquier mentira, en cambio ahora, las mujeres con o sin esposo lucen su barriga sin vergüenza, lo enfrentan y luchan, no todas, generalizo, y por esas mujeres que lo hacen es que hoy saco la cara.

    ¿Por qué decido escribir?  Porque soy mamá de una princesa de 8 años de edad, soy separada, quede en embarazo en octavo semestre de mi carrera, un padre demasiado conservador y extremadamente controlador y una madre noble e incondiconal, era una “niña de casa” en ese momento, única hija (perdí mi única hermana a los 14 años) y porque he sido “victima” de una sociedad que señala y que cada vez que hablo de mi vida aterro cuando debo responder la pregunta ¿Y el papá de la niña? ¿Y su esposo? seguida de mi respuesta “Soy separada» y la abierta de ojos de cada quien y el tono en su voz al repetir ¡Ay como así! y ¿Qué paso? como si no tuviera una vida propia y otro tipo de problemas en que preocuparse.

    De pronto exagero, pero no deja de ser una realidad. Yo solo quiero compartir mi experiencia a muchas mujeres que sé que les hace falta aceptar y comprender lo diferente que somos y como resaltamos en la sociedad no por ser “Mamás solteras” sino por tener la valentía, la vitalidad y la fuerza que otros nó, porque solo quienes lo vivimos sabemos lo que significa cuidar, amar, guiar, criar, corregir, proteger, mantener y al mismo tiempo cuidarnos, amarnos, corregirnos, protegernos y mantenernos, yo diría que eso es de súper héroes, por algo suelen llamarnos mujeres maravillas.

    LIBÉRATE

    Acéptalo

    Una de las principales causas de que nos golpee la etiqueta es que no aceptamos la realidad, vivimos pensando en que lo ideal para la sociedad es que los padres estén juntos y queremos que nuestra vida sea ideal, No! no es así, lo ideal es ser feliz.

    Compara

    Analiza tu vida antes de ser soltera y ahora que lo eres, ¿como te sientes? claro, no debe ser fácil pero analiza tu tranquilidad este es el mejor medidor para comprender que tan buena fue una decisión.

    ¿Como tratas a tu hijo?

    Suena cruel, pero sí, suele afectarse el trato a nuestros hijos cuando no estamos tranquilas, se agota mas rápido la paciencia, disminuye la tolerancia a sus preguntas o conversaciones, nos volvemos mas rígidas, nuestros hijos se vuelven irritables y quieren llamar la atención todo el tiempo, si tu hijo no habla podrás notar cambios en su comportamiento y si habla tenlo por seguro que te manifestará su inconformidad.

    Existen muchas soluciones para tratar traumas en los niños que se afectan por las separaciones.

    Sí, es duro, muy duro ver afectados a tus hijos por tus decisiones, pero no significa que tus decisiones sean malas, lo que los niños necesitan es amor, tiempo y apoyo y este puede mantenerse aun con los padres separados, lee, investiga, busca ayuda profesional y asesórate por madres que ya lo han vivido.

    No te encierres.

    Si te quitaste un peso de encima entonces ¡Llego la hora! sal a buscar tus sueños, aprovecha tu tiempo, recuerda que todas las personas en el mundo tienen la fuerza necesaria para alcanzar la cima, solo hace falta ganas.

    Recuerda, no eres la única.

    Siempre que algo nos avergüenza o nos preocupa nos aliviana el hecho de saber que a otra persona le ha pasado lo mismo, sin importar la raza, nivel socioeconomico, nacionalidad, edad, etc. Decidir terminar una relación o decidir no tenerla ES NORMAL, ESTAS EN TODO TU DERECHO Y ESO NO TE HACE NI MÁS NI MENOS.

    Rescato que hay papás solteros admirables, también hay mujeres criando a sus hijos solas por el fallecimiento de sus esposos, también son mujeres maravillas aunque me enfoco en aquellas mujeres que el papá de sus hijos anda por ahí, mujeres solteras o mujeres separadas.

    Aunque no sea nada nuevo quedar soltero o separarse después del embarazo o quedar en embarazo sin tener una relación, no deja de ser mal visto una mujer esperando un hijo sin un hombre a su lado, considero que lo ideal debería ser HIJOS FELICES y no hijos con papá y mamá juntos. No, no es lo mismo, no me cabe en la cabeza como en un mundo tan civilizado haya personas que digan “Siga sacrificándose ahí en una relación que no es feliz solo para que sus hijos sean felices” ¿Cómo va a ser posible que un hijo o hijos sean felices mientras una mamá tiene el alma inundada? Desde que los bebés están en nuestro vientre las mamás transmitimos nuestro estado de ánimo y eso perdura por siempre.


    Tome la decisión de separarme porque sencillamente no era feliz, sin necesidad de contar mi historia considero que soy una excelente mujer y se exactamente lo que me merezco que no es más que ser completamente feliz y hacer muy feliz a mi hija.

    Aclaro! No se trata de soltar nuestro hogar por cualquier inconformidad, se trata de saber hasta cuando es justa tu lucha… Nunca dejes de pensar en ti y mucho menos por darle lugar a la opinión de los demás.

    Ahora soy soltera, soy feliz, mi hija es feliz, lucho porque no nos falte nada y ella a diario me lo agradece. No temas dar el paso, no es fácil, pero como todo lo que requiere de esfuerzo, vale la pena.